Montaje de torres de monitoreo para parques eólicos


Para el montaje de las torres, con un peso de 12 toneladas y una altura de 80 metros cada una, fue necesario utilizar una grúa de 165 toneladas y un tractocamión con grúa articulada de 20 toneladas.

El reto más grande fue trabajar en condiciones climáticas poco favorables, por lo que la planeación fue un tema clave para garantizar la seguridad durante toda la maniobra.

Lo que hizo de esta maniobra un éxito fue la destreza y trabajo en equipo del personal en campo, la planeación logística para llegar al lugar y las medidas de seguridad que se siguieron.